España según la Biblia: “Libro de Job”

En esto que estaba Job (sin trabajo paradojas de la vida) en la tranquila tierra de Tarsis cuando recordó que tenía que ir a elegir gobernante (llamado Dios en la tierra). Alguno de sus vecinos decían que votar era tontería pues Dios es uno y trino (de naranja, rosa y azul). Pero bueno, para que siguiera Dios (que no María) alguien tendría que apoyarlo. Así que echo andar camino del colegio electoral.

Mientras tanto, un poco más lejos del polvo del camino. Dios andaba de mariscada con una Ángela caída. Mantenían una conversación (la barrera del idioma no era un problema pues no había llegado todavía la torre de Babel) sobre la fidelidad de Job para/con Dios y acabaron apostándose el sueldo del abuelo de Job. Ángela podría hacer lo que quisiera con Job menos quitarle la vida (¿A quién gobernar si no hay nadie?) que Dios demostraría como Job seguiría siéndole fiel. Total que Ángela decidió quitarle la sanidad, la educación, el empleo, la casa, mandar a sus hijos a buscar trabajo al extranjero y más cosas que hacen los malos en películas y cuentos.

Pero terminada la prueba, Job consiguió llegar al colegio electoral con su mentalidad e inteligencia (faltaría plus) intacta. Votó por Dios y por Tarsis, y salió triunfante por la puerta de atrás. Otro día más en el paraíso.

 

Escucha: Cambalache – Enrique Santos Discépolo 

Anuncios